Acerca de la ley canadiense contra el spam (CASL)

Es posible que hayas oído acerca de la ley canadiense contra el spam (CASL) que entró en vigor el 1 de julio de 2014. Si te encuentras en Canadá o envías mensajes a residentes canadienses, necesitas cumplir con la CASL. 

Asegúrate de revisar los términos de uso de MailChimp, ya que algunos de ellos son mucho más estrictos que los descritos en la CASL.

Este artículo se ha facilitado a modo de recurso, pero no constituye asesoramiento jurídico. Si tienes más preguntas sobre CASL, te alentamos a contactar un abogado en tu zona que esté familiarizado con este tema.

Responsabilidad

Hay nuevas consecuencias para los spammers, incluyendo multas de entre 1 - 10 millones de dólares por infracción. Es importante tener presente que tanto los particulares como las empresas, incluyendo los directores, ejecutivos y demás agentes, son responsables de los mensajes que envían.

Durante el período de transición, la Comisión Canadiense de Radio-Televisión y Telecomunicaciones (CRTC), la Oficina de Defensa de la Competencia y la Oficina del Comisario de Privacidad de Canadá pueden investigar y litigar contra las entidades que no cumplan la CASL. Después del 1 de julio de 2017, cualquier persona también podrá demandar a cualquier entidad porque crean que les estas enviando mensajes de spam.

Qué abarca CASL

Las normas de la CASL aplican a cualquier "Mensaje Comercial Electrónico" (CEM) enviado desde o a ordenadores y dispositivos canadienses en Canadá. Los mensajes enviados a través de sistemas informáticos canadienses no están sujetos a esta ley.

Un CEM es cualquier mensaje que:

  • esté en formato electrónico, incluyendo correos electrónicos, mensajes instantáneos, mensajes de texto y algunas comunicaciones de las redes sociales,
  • se envíe a una dirección electrónica, incluyendo direcciones de correo electrónico, cuentas de mensajería instantánea, cuentas de teléfono y cuentas de redes sociales, y
  • contenga un mensaje animando al destinatario a participar en algún tipo de actividad comercial, incluyendo la promoción de productos, servicios, personas/personajes, empresas u organizaciones.

Tanto los mensajes de fax como los números de fax no están considerados formatos electrónicos ni están contemplados bajo la CASL.

Mensajes exentos

Estos tipos de mensajes electrónicos están exentos de la CASL por varias razones. Ten presente que no todos están permitidos en virtud de los términos de uso de MailChimp.

  • Mensajes a la familia o a una persona con una relación personal establecida.
  • Mensajes a un empleado, consultor o persona asociada con su negocio.
  • Respuestas a un cliente actual, o a alguien que haya preguntado en los últimos seis meses.
  • Los mensajes que se abran o se consulten en un país extranjero, incluyendo EE.UU., China y la mayoría de países europeos.
  • Los mensajes enviados en nombre de una organización benéfica o política a efectos de recaudar fondos o solicitar donativos.
  • Los mensajes que intentan hacer cumplir un derecho legal u orden judicial.
  • Los mensajes que proporcionan información sobre garantías, seguridad o retirada de un producto o servicio adquirido por el destinatario.
  • Los mensajes que proporcionan información sobre una compra, suscripción, afiliación, cuenta, préstamo u otra relación permanente, incluyendo el envío de actualizaciones o mejoras del producto.
  • Un único mensaje a un destinatario sin una relación existente a partir de una recomendación. En el mensaje debe aparecer el nombre completo de la persona que realizó la recomendación. El recomendante puede ser un familiar o tener otro tipo de relación con la persona a la que le está enviando.

Si tu mensaje no cumple alguno de estos criterios, se requerirá el consentimiento en virtud de la CASL.

Consentimiento Implícito frente al explícito

La ley define dos tipos de consentimiento: implícito y explícito. El consentimiento implícito conlleva una interpretación más laxa, mientras que el consentimiento explícito requiere una acción por parte del remitente y del destinatario.

El consentimiento implícito abarca cuando:

  • Un destinatario ha comprado un producto, servicio o ha realizado otro tipo de trato comercial, contrato o afiliación con su organización en los últimos 24 meses,
  • Usted es una organización benéfica o política registrada, y el destinatario ha realizado una donación o regalo, se ha ofrecido como voluntario o ha asistido a una reunión organizada por usted, o
  • Se envía un mensaje profesional a alguien cuya dirección de correo electrónico le haya sido entregada, o haya sido publicada visiblemente, y que no la hayan publicado o le hayan dicho que no desean recibir mensajes no solicitados.

Si los destinatarios no cumplen los criterios anteriores, se requerirá el consentimiento explícito antes de poderles enviar campañas.

Por consentimiento explícito se entiende un acuerdo escrito o verbal para recibir tipos específicos de mensajes, por ejemplo "Usted desea recibir boletines mensuales y avisos semanales de descuentos de la Empresa B".

El consentimiento explícito es únicamente válido si está incluida la siguiente información en su solicitud de consentimiento:

  • Una descripción clara y concisa del propósito del consentimiento
  • Una descripción de los mensajes que enviará
  • Nombre e información de contacto del solicitante (dirección postal y número de teléfono, dirección de correo electrónico o URL del sitio web)
  • Una declaración de que el destinatario puede cancelar su suscripción en el momento en que lo desee.

El solicitante puedes ser tú, o la persona por la que solicitas. Si estás solicitando el consentimiento en nombre de un cliente, se debe incluir en la solicitud de consentimiento el nombre e información de contacto de éste.

Durante el período de transición, del 1 de julio de 2014 hasta el 1 de julio de 2017, podrá seguir enviando mensajes a los destinatarios que le han otorgado un consentimiento implícito, a menos que ellos cancelen su suscripción. Después de la fecha límite de 2017, sólo podrá enviar mensajes a los destinatarios con consentimiento explícito o cuyo consentimiento implícito sea actualmente válido en virtud de la CASL, es decir, los 24 meses posteriores a una compra o los seis meses posteriores a una consulta.

Términos de uso de MailChimp

En muchos casos, los términos de uso de MailChimp son mucho más estrictos que los descritos en CASL, en especial los relacionados con terceros y el consentimiento implícito. Como regla general, debe tener una autorización por escrito de cada uno de sus suscriptores.

El cumplimiento de las políticas de MailChimp no es sólo obligatorio, sino que también ayuda a mejorar la entregabilidad de su campaña y la participación de sus suscriptores. Estos son algunos de los Términos de MailChimp que difieren de la CASL.

  • Los clientes deben haber realizado una compra en los últimos 12 meses. Las consultas sin una compra no cuentan como permisos.
  • Los familiares y amigos necesitan proporcionar una autorización por escrito.
  • Las organizaciones sin fines de lucro, grupos políticos y tribunales necesitan obtener la autorización por escrito de los destinatarios.
  • Tanto las recomendaciones y direcciones de correo electrónico publicadas están consideradas como terceros, y por lo tanto, no están permitidas.
  • Los acuerdos verbales para recibir mensajes no se consideran autorizaciones.

Requisitos adicionales

Además de comprender qué califica como un mensaje regulado por la CASL, y qué tipo de consentimiento es necesario, quedan algunos otros detalles a tener en cuenta.

  • Se debe mantener un registro de las confirmaciones de consentimiento.
  • A la hora de solicitar el consentimiento, las casillas de verificación no pueden estar ya marcadas para indicar el consentimiento. Cada suscriptor debe marcar la casilla por su cuenta para que el consentimiento sea válido.
  • Todos los mensajes enviados deben incluir tu nombre, la persona en cuyo nombre estás enviando (de haber), tu dirección postal y número de teléfono, dirección de correo electrónico o URL del sitio web.
  • Todos los mensajes enviados después del consentimiento deben incluir un mecanismo de cancelación de suscripción, y las cancelaciones se deben procesar en un plazo de 10 días.

Aquí tienes el texto completo de la ley, si te interesan este tipo de cosas. La Comisión Canadiense de la Radio-Televisión y Telecomunicaciones también ha creado una página de preguntas frecuentes (FAQ) y algunas pautas para obtener el consentimiento. Si tienes preguntas adicionales, te alentamos a contactar con un abogado en tu zona que esté familiarizado con la ley.

¿Te fue útil este artículo?
¿Qué podemos hacer para mejorar tu experiencia con artículos como este?