La importancia del permiso

El primer paso para construir una lista provechosa es lograr el permiso de los suscriptores que quieren recibir tus campañas. El permiso no es una mera cortesía, es algo que requiere nuestras  Condiciones de uso.

En este artículo, aprenderás la importancia del permiso y qué puedes hacer para obtenerlo.

Cómo definimos el permiso

Aunque la gente habla del permiso de varias maneras, es algo muy específico en lo que respecta al marketing por correo electrónico. El permiso significa un consentimiento expreso y verificable para recibir comunicaciones de marketing.

Expreso significa que cuando solicitaste permiso, tu pregunta no estaba ligada a ningún otro acuerdo. Por ejemplo, una casilla de verificación independiente que diga "Me gustaría recibir correo electrónico comercial de la empresa XYZ" es algo expreso y claro.

Ya que el permiso debe ser verificable, te recomendamos que obtengas el permiso por escrito o de manera archivable para cada suscriptor. Cuando usas los formularios de suscripción de opt-in doble, nos ocupamos de todo esto por ti. El proceso requiere que el suscriptor haga clic en un botón y confirme su correo electrónico. Nuestro sistema registra la fecha y la hora de cada acción, por lo que el permiso queda verificado.

El proceso de opt-in doble

Prácticas recomendadas para las listas

Consecuencias de no tener permiso

Las personas que no te han dado su permiso tienen más probabilidades de denunciar tus campañas como spam, y menos probabilidades de interactuar con tus campañas o comprar. Lo mejor para ti es que siempre obtengas el permiso expreso.

Lo que comienza como una sola denuncia de spam puede conducir a filtrados de spam agresivos o listas negras, lo que impedirá que algunos suscriptores reciban tus campañas. Esto también puede perjudicar la reputación de MailChimp en conjunto y puede afectar negativamente la distribución para todos nuestros usuarios.

 

Denuncias de spam

Cuando alguien denuncia un correo electrónico como spam, su bandeja de entrada notifica a su proveedor de servicios de Internet (ISP) que el mesaje en cuestión parece sospechoso. A continuación, el ISP realiza el seguimiento de cuántas personas en su red denuncian como spam correos electrónicos del dominio que los envía.

Por desgracia, el  20 por ciento de los usuarios de correo electrónico informan que ellos saben que los correos electrónicos que marcan como spam no son spam. Algunas de estas denuncias de spam pueden ser realmente intentos de cancelar la suscripción, así que es importante que todas tus campañas incluyan un enlace de cancelación de suscripción que tus suscriptores puedan encontrar fácilmente.

Además, tus destinatarios tienen más probabilidades de marcar tus correos electrónicos como spam si no conocen tu empresa.  Los estudios demuestran que un 43 por ciento de los usuarios de correo electrónico denunciarán como spam si no reconocen el nombre o correo electrónico del remitente. Asegúrate de que estas etiquetas están vinculadas claramente a tu marca, y envía campañas periódicamente para que tus suscriptores no te olviden. Debes incluir siempre un recordatorio del permiso en el pie de página de tu campaña.

Acerca de las denuncias de abuso

Acerca de las denuncias de abusos accidentales

La etiqueta merge de cancelación de suscripción

Acerca de las direcciones inactivas y obsoletas

Editar el recordatorio de permiso

 

Los filtros de spam

Las denuncias de spam no son el único modo en el que puedes terminar en la lista negra de un ISP. Los filtros de spam agresivos pueden detectar el código engañoso o el contenido "fraudulento" y marcar tus campañas. No exiten pautas integrales sobre qué contenido se debe evitar pero, en general, recomendamos que diseñes tus campañas para que sean limpias, claras y equilibradas.

En el peor de los casos, puede haber un firewall programado para detectar direcciones URL que hayan sido denunciadas como spam o metidas en listas negras, y bloquear todo correo electrónico en el que aparezcan. Esto significa que si otra persona o empresa menciona tu dominio en la lista negra en su correo electrónico independiente, el ISP podría bloquear también esos mensajes.

Cada vez más, los ISP y servicios anti-spam comparten entre sí sus registros. Si te denuncian en uno, podrían bloquearte también en los otros.

Acerca de los filtros de spam

Mis campañas van a parar a las carpetas de spam.

Acerca de los firewall del correo electrónico

 

Las listas negras

Si un número suficiente de personas marcan tus campañas como spam, el ISP puede incluirte en la lista negra. Cuando eso sucede, los mensajes que envíes a cualquiera en su red serán bloqueados. Los ISP tienen diferentes umbrales para entrar a las listas negras, pero suelen ser muy bajos. Unas cuantas denuncias de spam bastarían para bloquearte. Una vez estés en una lista negra, te será muy difícil hacer que te saquen.

Unas pocas denuncias pueden descarrilar tu marketing por correo electrónico durante mucho tiempo, así que es fundamental que te asegures de que tus listas de suscriptores estén basadas en permisos y que tus permisos no se queden obsoletos.

Cómo funcionan las listas negras

Cuando las direcciones de correo electrónico se vuelven obsoletas

Qué puedes hacer

Para asegurar una lista de suscriptores saludable debes obtener siempre su permiso antes de realizar envíos. Nunca supongas que tienes su permiso, y en caso de duda obtén una confirmación.

Asegúrate de que tus métodos de recopilación de la lista cumplen con nuestras Condiciones de uso y jamás envíos campañas de marketing no solicitadas. Te recomendamos usar nuestros formularios de suscripción de opt-in doble, para que todos tus suscriptores reciban un correo electrónico de confirmación.

Recuerda que cualquier lista de una fuente de terceros, independientemente de su buena reputación, incumple nuestras Condiciones y te pone en riesgo. Además, los números muestra que una  lista comprada es una lista inútil, así que los permisos también son importantes para tu ROI.

Prácticas recomendadas para el cumplimiento de la lista

Ejemplos de listas conformes y no conformes

El proceso de opt-in doble

¿Te fue útil este artículo?
¿Qué podemos hacer para mejorar tu experiencia con artículos como este?