Acerca de los rebotes 

Los rebotes se producen cuando un correo electrónico no se puede entregar a una dirección de correo electrónico. Cuando un correo electrónico rebota, se clasifica como rebote suave o rebote duro.

En este artículo, aprenderás sobre los tipos de rebotes, pautas para límites de rebote y cómo manejarlos.

Tipos de rebotes

MailChimp reconoce dos tipos de rebotes y los dos se manejan de forma distinta. Los rebotes duros se producen cuando no se puede entrar un correo electrónico. Esto lo puede ocasionar una dirección de correo electrónico no válida o un error inesperado durante el envío.

Los rebotes suaves son reconocidos por el servidor del correo del destinatario, pero se devuelven al remitente porque el buzón de correo está lleno o no está disponible temporalmente.

Rebotes suaves vs. rebotes duros

Tasa elevada de devoluciones

Las altas tasas de rebote a menudo surgen a raíz de las listas que se han vuelto obsoletas, o por direcciones que se introdujeron o importaron de manera incorrecta.

Los proveedores de servicios de Internet (ISP) tienen límites de rebotes, desuscripciones y denuncias de abuso. MailChimp está obligado a aplicar estos límites. Si esta tasa es demasiado elevada, puede ocasionar una advertencia o la suspensión de tu cuenta.

Los límites de la tasa de rebote varía entre ISP y proveedores de correo electrónico, y cambian durante el año en función del volumen de correos entrantes. Dado que estos límites son variables y para evitar facilitar demasiada información a los spammers, los ISP no publican sus límites.

 

Cómo evitar los rebotes

Cuando incorpores gente a tu lista, usa el proceso de opt-in doble para asegurarte de que los correos electrónicos de los nuevos contactos son válidos. Si hace tiempo que no envías una campaña, vuelve a confirmar tu lista para mantener la información de contacto actualizada. Si estás tomando las medidas adecuadas para suscribir personas a tu lista  y mantienes una lista limpia, no deberías tener que preocuparte por exceder los límites de la tasa de rebote.

Acerca de las advertencias de rebote

Acerca del opt-in doble

Reconfirmar una lista

¿Gestiona MailChimp mis rebotes?

Sí. Después de enviar con MailChimp, realizamos el seguimiento de la entrega de tus correos electrónicos y movemos las direcciones rebotadas a la sección Limpiada de la lista. A esas direcciones ya no se les enviará campañas de correo electrónico, pero sí podrás acceder a ellas si lo necesitas.

A veces se producen rebotes duros en las direcciones de correo electrónico válidas. Si una dirección rebotada estuvo activa hace poco y participaba en tus campañas, no la eliminaremos de tu lista de inmediato. El rebote se anotará en el perfil del contacto e influirá en su valoración a medida que vigilamos su actividad futura.

Requisitos y prácticas recomendadas para las listas

Acerca de la valoración del contacto

 

Acerca de la limpieza de las listas

A pesar de que administramos las direcciones rebotadas para fines de mantenimiento, MailChimp no es un servicio de limpieza de listas. Si importas una lista antigua o no válida, no se bloquearán automáticamente los suscriptores que han rebotado o que han cancelado su suscripción. Si se envía una campaña de correo electrónico a esas direcciones, puede ocasionar un número elevado de denuncias de spam, mensajes de no se ha podido entregar o desuscripciones. Para evitar estos problemas, sigue estas prácticas recomendadas al agregar o importar suscriptores a una lista.

Acerca de la limpieza de las listas

¿Te fue útil este artículo?
¿Hay algo más que podemos hacer para mejorar nuestro sitio?

Servicio técnico